Frase Celebre

jueves, 14 de octubre de 2010

Diputados Ignorantes

Diputados Ignorantes.


Qué lástima que no queramos tener un minimizo de exigencia para la elección de personas que sirvan como representantes de la sociedad y que por comodidad aceptemos a cualquier individuo sin preparación, ética y sobre todo con nula disponibilidad por hacer bien su trabajo. Alguna vez un maestro dijo que tenemos los gobernantes que merecemos por no exigirnos a nosotros mismos participar y hacer valer nuestras voces y propuestas. La pereza y mediocridad no duelen.

Esta semana la asamblea legislativa del DF dio un reconocimiento al Escritor José Emilio Pacheco, al compositor y músico Chamín Correa y a la Actriz Susana Alexander por su trayectoria en las artes. Son personalidades de distintos rubros artísticos cuyo trabajo y obras son parte de la cultura de este país. Es muy loable el querer reconocer estos aspectos y tomarlos en cuenta ya que la cultura y la educación son fundamentales para el desarrollo de un país. Lo que distingue a un país no son sus razas, religiones o territoritos, son sus procesos históricos y culturales, es lo que le da identidad a un pueblo entero.

En plena ceremonia la presidenta de la comisión de cultura Edith Ruiz, neófita diputada del PRD, mencionó que una de las obras del autor mexicano fue “un tranvía llamado deseo”, la cual en realidad pertenece al escritor norteamericano Tennesse Williams. Alguien que está encargado de la un área de cultura no puede cometer un error de esta magnitud y naturaleza, nos podemos dar cuenta del síndrome Sari Bermúdez, ignorantes en puestos relacionados con la cultura. No por leer algún libro de Stephany Meyer son aptos para estos cargos.

Esto es muy grave, en primer lugar porque el homenajeado estaba presente y sinceramente es un insulto a su persona, su obra y sus seguidores; en segundo lugar José Emilio Pacheco es un representante muy distinguido de la literatura latinoamericana, perteneció a la “Generación de los años Cincuentas” junto con Carlos Monsiváis, Eduardo Lizalde, Sergio Pitol, Vicente Leñero por mencionar algunos.

Pero ahí no termino el circo, para seguir con los actos de idiotez, apareció Christian Vargas, vanagloriado diputado del PRI a que le festejan su desfachatez con su apodo de “dipuhooligan”. Este individuo confundió el trabajo de José Emilio Pacheco con el de Gabriel García Márquez, declaró que en la secundaría leyó “Crónica de una Muerte Anunciada” adjudicándosela al autor mexicano. Para rematar declaró que no conocía a Chamín Correa ni a Susana Alexander.

Este individuo, que sigue los pasos de Pancho Cachondo al convertirse en un espectáculo político, se caracteriza por realizar actos violentos y vandálicos, desde luego acompañado también de su sequito de juveniles cuadros preparados para alterar el orden público.

Da pena decir que esos son los representantes, desde luego esto no es particular de un solo lugar, en todo el país podemos ver estos ejemplos, incluso algunos muy cercanos.

José Emilio Pacheco dio un mensaje, desde luego en un todo un tanto irónico, agradeció "que se hayan acordado de las artes y de las letras en este momento realmente tan terrible en el que estamos en México".

No hay comentarios.: